El Paso Morning Times (El Paso, Tex.), Vol. 35TH YEAR, Ed. 1, Friday, December 4, 1914 Page: 4 of 4

This newspaper is part of the collection entitled: Texas Digital Newspaper Program and was provided to The Portal to Texas History by the University of Texas at El Paso.

View a full description of this newspaper.

Viernes. 4 de Diciembre de Í 9M. 1
mmBBsmmmmmmmmmmKmmamsssrtSBs-s i un i 'hinm i .asissasMaess V
CUATRO
EL PASO MORNING TIMES
Primero los Pies
I
Mr
no era Martha Hedman aunque
podría haber jugado papel en la
historia y podría haber suminis-
tradio trabajo tan fino de prensa
en America!
Sospechosa de que podría ser
una espía en el tiempo en que Pa-
rís cataba bajo la fiebre del espio-
naje ella se vió acosada por una
turba salvaje que la denunciaba.
Pero una noche que la puerta de
su casa no 1c fué abierta esta mu-
jer de grandes recursos a'e vol-
vió contra sus perseguidores y le-
fluencia con su marido un odio
contra Francia y las francesas el
cual andando el tiempo se con-
virtió en mania.
Pero hay un consuelo para las
mujeres que sienten que no pue-
den tomar parte en la nueva mo
da de los pies. U í'rot. de la
Universidad de Viena Rudolph
Hensingmuller gravemente ha
declarado. que el pie de la mujer
crece en proporción del crecimien-
to de su intelecto. Pero a pesar
de esto no podrá amenguar la ira
de Frau Von Moltke es seguro.
El Prof. Max Strunsky al estu-
diar el tacón francés desde el pun-
to de vista de su observación pro-
fesional en América dice que lle-
gará el tiempo pasarán años y
años en que la mujer americana
quede sin dedos y en que los de-
dos estarán en donde está el ta-
lón. Esta deducción la hace por-
que -los tacones altos obligan al
arco anterior del pie a hacer las
funciones de talón y con el tiempo
esta parte realmente se converti-
rá en talón. El Dr. Alexander C.
Magrudcr al detallar las temidas
enfermedades del; cuerpo a las
cuales se debe el uso de los taco-
nes altos .solo por dar a las mu-
Un par elegante de zapatos
"Pierrot"
Chinelas de una bailarina fran-
cesa con adornos en forma de co-
razón. DE CÓMO LAS NUEVAS MO-
DAS DE LAS FALDAS COR-
TAS HAN HECHO QUE EL
PRIMER CUIDADO DEL
' ATAVIO DE LA MUJER CO-
MIENCE CON EL CALZA-
DO ALGUNAS TRADICIO-
NES SOBRE LOS PIES PE-
QUEÑOS. Cuál el la última moda en los
zapatos? Indudablemente que
los pies. Se puede considerar que
es una respuesta un tanto burles-
ca ; pero no lo es porque los pies
y el calzado son las cosas más in-
teresante en la moda actual. Y la
última cosa en los pies en estos
dias de un nuevo modernismo es-
tá inspirada por el zapatero que
es un sorprendente conjunto de
Sha1ótfusta modisto y hacedor de
formas hermosas. Este es el tiem-
po del apoteosis ; ningún pie es
preciso que sea fea o (ordo pues
ahora hay una verdadera magia
del calzado construido por inteli-
gentes y notables artistas por la
forma el color y los efectos com-
binados como los de Poiret Dou-
cet W orth Paqutn y tantos otros
ataviadores de las formas femeni-
les. Y esta gloria externa como
el plano para el "cottage" y el pa-
lacio que por lo tanto da prin-
cipio con los cimientos tiene su
principio: "Primero los pies!"
Estos son tiempos señora en
que Ud. no puede .esconder sus
pies y debe considerar su elegan-
cia. Que son parte de la más mo-
derna investidura tanto o más que
el masaje de la cara y de las ma-
nos. Las modas exhiben a los
pies más atractivamente y cuan-
do se echa una mirada a un bien
torneado "tobillo aforrado en una
media de seda tenue y dentro de
los más elegantes zapatos se lle-
ga a la conclusión de que los pies
resuelvan la cuestión del raizado.
La fábula "de los grandes pies
de la mujer de Chicago" la in-
vención de una escritora celosa de
Nueva York cuyo mejor amigo
había sido ganado por una mu-
chacha del-Tado del Lago y lo-
cuazmente persist ii'i en ello por
muchos años al fin ha sido en-
viado al olvido por su palpable
firueba de falsedad. Igualmente
as historias semejantes de Bos-
ton Filadelfia y Cincinnati
La justa huella.
En América no hay Geografía
de los pies de la mujer; 'pero en
donde dejan impresa su huella
hay seguridad de rastros de belle-
za y sentimiento ya sean las se-
ñales de unos exquisitos tacones
franceses o los prosaicos de paseo.
Pies largos ciertamente! Tal dis-
cusión ahora cuando el arte toca
con la belleza de todo lo que es
humano se considera como esen-
cial. La historia de que una actriz
suéca se salvó sus pies en París
puede ser una burla a la mujer
del país del Kaiser; como la his-
toria que ha tenido su efecto en
la guerra del 70. La actriz sueca
s ' SI
';; .i a
f - 11 '' ." -u
' W&m
w
U . - i tarde e.-
De cómo el tacón alto tuerce las
curvas naturales del pie echando
todo el peso sobre la base y deformándolo.
Chinelas para tardé
Chinelas C
.tilo Luis XIV.
.Hitando la mano en actitud dra-
mática gritó: "Amigos mios no
soy alemana I"
"Pruébelo muéstrelo" vociferó
la turba.
"Mírenlo"! exclamó levantán-
dose el vestido con la otra mano y
dejando al descubierto sus ele-
gantes extremidades. "Véanlo y
después digan si soy una ale-
mana !"
Rieron de Eugenia.
Y la tradición dice que la tur-
ba que cataba lista para dominar-
la convencida de su duda humil-
demente' la aclamó y se dispersó.
Si el incidente es o no cierto trae
la leyenda de los pies femeninos
los cuales si no tuvieron que ha-
cer mucho en la guerra franco-
prusiana ciertamente lo hicieron
para hacer más odiosa la lucha.
En Anachon antes de la gue-
rra la emperatriz Eugenia y sua
damas de corte recibieron a Frau
Von Moltke y a algunas de Sus
amigas. La emperatriz estaba vi-
siblemente comparando los pie
exquisitamente calzados de sus
damas con los pies cómodamente
equipados de laa damas alemanas
siendo claro para ellas que laa
parisienses se reían sinceramente
de ellas. Se afirma que este inci-
dente inflamó de parte de Frau
Von Moltke quien tenía gran in-
Los pies de la estatua "La Prima-
vera" en la exposición Panamá-
Pacífico. jeres el placer de tener mejor apa-
riencia dice:
El pie estético.
u "Lo que gana una mujer con
tacones altos es que el tamaño del
pie aparezca corto ; el peso total
del cuerpo caerá en alguna parte ;
el empeine es más alto y la apa-
riencia exttrior del pie mejora
desde el punto de vista estético."
Aún Ruth St. Denis teniendo
unos elegantes pies desnudos de
bailadora naturalmente se dirige
por el dictado de "Primero los
pies" y no se opone a los taco-
nes franceses porque dice tienen
alguna virtud.
La mayor parte de las chinelas
y botas para invierno tienen los
tubos de antes o género en los
más ligeros tonos de gris mostaza
o cafe oscuro. Los tubos grises
frecuentemente se usan con piel
mate para reuniones informales y
con charol para ocasiones más se-
rias. Lo nuevo en el calcado.
Por completo nuevo es el cal-
zado de cintas borceguíes estilo
polaina arriba con cortes gris
obscuros o piel color venado. La
parte alta y atrás son ae caDrui-
Ua mate y el tacón estilo español
Luís XV. ví
Un calzado elegante para calle
tiene tubos altos estilo polaina
gris o ante de color y chinela ne-
gra de becerrillo ruso. Tacón de'
dos pulgadas estilo Luis Cubano.
La bota mis elegante para pa-
seo tiene chinela de charol y cor-
tes o tubos de género estilo bor-
ceguíes. Tacón como el anterior
y suela delgada. Para las recep-
ciones de tarde las zapatillas es-
tán en primer lugar. Debiendo
usarte con vestidos trasparentes o
con hilos de oro y son de raso
blanco cubiertas de iridiscentes
lentejuelas éstas deben ser lo más
pequeñas posibles para que den
un efecto delicado. Vienen en to
dos los tonos : azul verde violeta
y rojas ; o también doradas pla-
teadas blancas y negras.
Para baile ahí están las zapati-
llas blancas con charol adornadas
cbn realzados de plata esmaltes o
piedras del Rhin. Habiéndolas de
colores.
í59 II I l i R BrajMsl" I
BB bMt BlnV H Its?
fifi
1$ J
Sandalias de gris sueca.
Bta

Show all pages in this issue.

This issue can be searched. Note: Results may vary based on the legibility of text within the document.

Tools / Downloads

Get a copy of this page .

Citing and Sharing

Basic information for referencing this web page. We also provide extended guidance on usage rights, references, copying or embedding.

Reference the current page of this Newspaper.

El Paso Morning Times (El Paso, Tex.), Vol. 35TH YEAR, Ed. 1, Friday, December 4, 1914, newspaper, December 4, 1914; El Paso, Texas. (https://texashistory.unt.edu/ark:/67531/metapth196453/m1/4/ocr/: accessed January 26, 2020), University of North Texas Libraries, The Portal to Texas History, https://texashistory.unt.edu; crediting University of Texas at El Paso.

Univesal Viewer

International Image Interoperability Framework (This Page)